miércoles, 25 de abril de 2012

La niña y el viento.

Callad niña, no sufráis por el viento,
se ha ido corre que corre,
hacia otros derroteros,
ha buscando donde apoyarse
y poder dormir en silencio.

Callad, callad, porque sino,
se abruma y tendrá miedo.
Miedo de la noche
en la que reina el mochuelo
y canta la chicharra,
el lagarto llora en silencio.

-Noche, anda dime,
¿de qué tiene miedo?-
-De tus ojos de niña,
de tu risa y de tu pelo,
de tu callada boca
de tu frío pensamiento.-

-Yo lo quiero noche,
me gusta si enreda mi pelo,
juega con mis ojos,
arranca sonrisas cual ladronzuelo
me acaricia los labios
me besa tan tierno.
Y dime noche,
¿por qué de mi corre el viento?-

-El viento corre,
porque tú eres fuego,
y él corazón tan frío,
como el mismo hielo.-

3 comentarios:

  1. ¡¡Felicidades campeona!!..¡¡Cuánto sentimiento y arte hay en este pedacito de alma que has escrito!!...Sigue, sigue...me encantan!!!..Mil besoss

    ResponderEliminar

Tus palabras son la sangre que corre por las venas de este blog. Así que dale vida.

Flapping Purple Butterfly