jueves, 3 de octubre de 2013

El perro verde...





 EL PERRO VERDE


Hace tiempo que me persigue el perro verde, tanto hace, que ya me acostumbré a su presencia. Tanto me acostumbré que ya, visto su piel. Y creo que me gusta esa tonalidad verdosa que reflejan mis células epiteliales. No pretendo que nadie sea verde como yo o como mi perro, es más, ni siquiera lo quiero, porque me gusta ser yo una de las pocas verdosas  que se ven pasear con perros verdes.

El verde es bonito, brillante, es el color de la vida de la plantas, el color que guarda el secreto de un kiwi y también el color de algunos ojos bonitos.

Pero a veces el verde hace que los demás que pasean con perros, de colores "normales", que tan seguros de sí mismos creen estar, te miren raro. A mi me da igual que me miren y que miren a mi perro, es verde, no pasa nada y me gusta. 

Por eso he decidido que aunque  pretendan que yo cambie mi perro, mi perro va a seguir siendo verde. Por mucho que se empeñen, por mucho que me digan, por mucho que me demuestren, mi perro es verde, va a seguir siendo verde porque amo los perros verdes y el resto de perros de colores "normales" ya me resultan un tanto aburridos.

Si, aburridos, porque hacen cosas de perros normales, con sus andares aburridos de perros normales, con sus colas de perros normales moviéndose de forma normal, ladrando normalmente como hacen los perros normales, haciendo las cosas de perros con total normalidad.

Pero mi perro verde es impredecible, y con él siempre me espera una nueva aventura y sé lo que va a hacer cuando lo está haciendo, porque es efervescente y de sus ojos verdes fluyen pensamientos verdes que dan vida a todo un universo verde, lleno de bonitas ideas verdes con diferentes tonalidades verdes. Es alegre, diferente y no se parece en nada al resto de perros normales y por eso me gusta, porque mi perro, es un perro verde y hace cosas de perro verde.


2 comentarios:

  1. Me encanta, todos deberíamos de tener pensamiento verde. 1 abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Tere, quizá todos lo tenemos de una forma u otra alguna vez. Besitos.

    ResponderEliminar

Tus palabras son la sangre que corre por las venas de este blog. Así que dale vida.

Flapping Purple Butterfly