viernes, 4 de mayo de 2012

Oscura soledad



Vendrás de nuevo
a visitar mi cama,
como cada noche,
como cada madrugada.
Sonreirás en silencio
mientras me observas y callas,
como yazco dormida entre las sábanas.
Inamovible, sorda y ciega,
sumida en mundos de hadas,
llenos de recuerdos
como esa gran caja
de juguetes viejos,
que hace tiempo no mirabas.
Imperceptible vida
en esta oscura morada,
pero me miras y observas,
sin decir una palabra.
Fiel, oscura y silenciosa,
tranquila, plácida y callada,
tan misteriosa,
como esa negra dama,
que arrancas las vidas
sin decir apenas nada.
Te pueblas de estrellas
y luceros del alba,
deseas sentirte acogedora
y te sientes tan helada...
Cada noche me cuentas,
que has perdido tu corazón de plata,
te lo ha robado la noche
y se la ha puesto de medalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus palabras son la sangre que corre por las venas de este blog. Así que dale vida.

Flapping Purple Butterfly