jueves, 3 de mayo de 2012

Como de un hilo...


Prenden como de un hilo,
miles de estrellas,
miles de sueños,
como angostas veredas
que tras secarse,
echan de menos la hierba
que adornaba sus orillas
y renacía entre las piedras.

Luz intermitente,
transparentes latidos,
ensimismados como miradas,
dirigidas al cielo infinito.
Pálida y seca luz
que irradia un astro fijo
de distante y serena música
casi sin son y sin ritmo.

Silenciosas, oscuras y azules
son las estrellas de la noche,
tras su zumbido de águila
encienden campanas y sones,
que conquistan silenciosos 
a tantos corazones.

La boca entreabierta
para sentir sus roces,
los oídos expectantes
nos traen delicadas voces.

Han dejado que mi boca
mire al cielo encandilada,
han dejado que mis ojos
no puedan decir palabras,
han dejado el corazón
palpitante en la mañana,
mirando a las estrellas,
apagarse de madrugada,
esas eróticas luces
como Adán con su manzana.

Miradlas, miradlas que bellas son,
miradlas como se apagan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus palabras son la sangre que corre por las venas de este blog. Así que dale vida.

Flapping Purple Butterfly